Mamoplastia de aumento con grasa de la paciente

La mamoplastia de aumento o aumento de senos es el procedimiento de cirugía estética más demandado en mujeres de menos de 30 años.

El pecho de la mujer es, sin lugar a dudas, uno de los factores más importantes de su belleza. Cuando los senos son excesivamente pequeños en proporción al cuerpo de la paciente, presentan asimetrías o defectos congenitos, se produce una falta de armonía corporal y un desequilibrio estético que pueden ser motivo de importantes problemas psicológicos como falta de autoestima, deficiencia en las relaciones personales,…

mamoplastia de aumento

El aumento de mama o mamoplastia de aumento puede realizarse mediante colocación de implantes o inyección de injertos (grasa del propio paciente).

En este artículo voy a detallar la técnica de mamoplastia de aumento mediante injerto con grasa del paciente. 

Mamoplastia de aumento mediante injerto con grasa del paciente.

la mamoplastia de aumento mediante injerto con grasa propia es un aumento de senos de manera natural, consiste en modificar el volumen de las mamas, para aumentar su volumen, restaurar o remodelar las mamas, utilizando como material de relleno la propia grasa de la paciente.  
Esta técnica supone una buena alternativa para realizar un aumento de mamas sin aportar al cuerpo de la paciente ningún elemento ajeno al mismo, aunque por contra deberemos tener en cuenta que los resultados obtenidos serán discretos.

 

La intervención

 

La intervención dura unas dos horas con un ingreso hospitalario de 24 horas y anestesia general. La grasa a inyectar se obtiene mediante una liposucción de la paciente para la que será preciso realizar una sedación y anestesia local de la zona en cuestión a extraer la grasa. Las zonas que suelen actuar más frecuentemente como donantes son: abdomen, cartucheras, cara interna de muslos y papada, puesto que son las zonas donde generalmente se encuentra grasa suficientemente acumulada.
La liposucción se realiza mediante aspiración con una cánula unida a una jeringa que aspira el tejido graso.

Posteriormente se prepara esta grasa, separando la grasa pura del resto, para su inyección en el pecho.

La inyección de la grasa se realiza con microinjertos de aproximadamente 1mm de diámetro alrededor de la glándula de la mama con una separación aproximada entre microinjertos de unos 2 mm, mediante jeringas pequeñas y muy finas y en cantidades muy pequeñas, esto es debido a que de esta manera, las células inyectadas tienen una mayor posibilidad de supervivencia.

El post operatorio

 

La paciente llevará un vendaje alrededor del pecho o faja para inmovilizar el injerto de 7 a 10 días.

El resultado final

 

Con este procedimiento de mamoplastia de aumento la paciente obtiene un resultado muy natural muy satisfactorio, ya que, además de aumentar sus senos, mejora su estética corporal al eliminar grasa de otra zona de su cuerpo que aparecía en exceso. La satisfacción de las pacientes es muy alta con unos resultados duraderos.

Ventajas e inconvenientes

 

La principal ventaja de la mamoplastia de aumento con grasa propia es que la grasa propia puede considerarse el mejor material de relleno, ya que no añade al cuerpo de la paciente ningún elemento ajeno a él y por tanto es el menos nocivo. En todo momento se está rellenando el pecho con tejidos extraídos del propio paciente y por tanto sin contraindicaciones y evitando el rechazo del elemento inyectado. Además, el resultado obtenido con este método ofrece un tacto y aspecto totalmente natural del seno y sin cicatrices.

Esta técnica es totalmente adecuada en aquellas pacientes que quieren practicarse una técnica de contorno corporal (liposucción, abdominoplastia), puesto que es necesario tener un volumen adecuado de grasa acumulada y además aumentar una talla su pecho o corregir alguna asimetría o irregularidad.

El principal inconveniente de la mamoplastia de aumento con grasa propia es que el aumento de pecho que puede obtenerse es muy leve (correspondiente a una copa de sujetador), por lo que si la paciente necesita mayor volumen, deberemos pensar en otras técnicas. Por otro lado, con esta técnica se obtiene un aumento en el volumen de la mama, pero no aumenta la proyección de la mama, por lo que a igual volumen aumentado, con grasa e implante siempre va a parecer que la mama aumente más con el implante.

Para poder realizar esta técnica es necesario que la paciente disponga de grasa suficiente acumulada en otra parte de su cuerpo.

Como inconveniente también podemos citar que el tiempo en quirófano es mayor que con otras técnicas puesto que es necesario realizar previamente a los microinjertos, una liposucción y además el postoperatorio será correspondiente a dos técnicas: la liposucción y los microinjertos.
Es posible que aparezcan quistes del tipo oleosos, estos son benignos, que en ocasiones son palpables y que puede ser necesaria una punción para extraerlos, siendo necesario llevar un control mamográfico los primeros años para evitar confusiones futuras(una mamografía a los 9-12 meses y mamografías cada 6 meses los 2 primeros años tras la primera mamografia).

 

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Mamoplastia de reduccion

La mamoplastia de reduccion es un procedimiento de cirugía estética mayor que consiste en la reducción del volumen de los senos del paciente, extirpando piel, tejido mamario y tejido graso.

mamoplastia de reduccion

 

Los senos constituyen, sin lugar a dudas, uno de los factores más importantes de la belleza de una mujer. Los senos grandes son una tendencia de moda, pero cuando los senos son excesivamente grandes en proporción al cuerpo de la paciente, se produce un desequilibrio estético y una falta de armonía con el resto del cuerpo, además, pueden ser motivo de graves alteraciones psicológicas y físicas.

Los motivos que impulsan a una paciente a someterse a una mamoplastia de reduccion son entre otras:

  • Problemas de dolor de espalda de mayor o menor intensidad e incluso dolor de hombros y cuello.
  • Problemas dermatológicos por maceración o irritación en la piel bajo el pliegue submamario.
  • Traumatismos en los hombros (surcos ocasionados por los tirantes del sujetador).
  • Problemas respiratorios
  • Alteraciones posturales ocasionadas por querer disimular el volumen de los senos.
  • Incomodidad y complejo a la hora de vestirse.
  • Alteraciones psicológicas por incomodidad o disconformidad de las mamas, creándole inseguridad en el campo social y erótico.

La mamoplastia de reducción tiene como objetivo modificar el aspecto externo de los senos. Al actuar reduciendo y remodelando el busto al mismo tiempo, se obtiene una mejora de la forma, posición y proporcionalidad de los senos. La paciente obtiene unos senos acordes con su cuerpo, más ligeros y firmes y con una mayor proyección. Se ve realmente más atractiva y esbelta.

Con una mamoplastia de reducción pueden corregirse además otras alteraciones: asimetrías mamarias de nacimiento o adquiridas, tamaño irregular de areola y pezón y pechos caídos.

Evaluación de la paciente

El primer paso a realizar por una paciente que quiera someterse a una mamoplastia de reduccion es acudir a una evaluación por un cirujano experto y manifestarle todas sus dudas y expectativas. Él le  resolverá todas sus inquietudes y valorará y aconsejará en función de las expectativas y fisionomía particular de la paciente  el tipo de incisiones a realizar y  la  técnica quirúrgica a emplear.

Factores característicos

El cirujano deberá evaluar una serie de factores característicos de cada paciente:

  • Edad
  • Tamaño de las mamas
  • Tipo y calidad de piel
  • Consistencia de la glándula mamaria
  • Grado de ptosis o de caída de mama

Tamaño de las mamas

Las podemos clasificar según su peso en:

  • De 0 a 200gr. Hipertrofia ligera.
  • De 200 a 500gr. Hipertrofia moderada.
  • De 500 a 1500 gr. Gran hipertrófia
  • Más de 1500 gr. Gigantomastia.

Tipo de piel

La piel joven es más elástica y tersa que la piel madura. En las pacientes de mayor edad, el poder de retracción de la piel es menor lo que hace necesario realizar incisiones mayores.

Consistencia de la glándula mamaria

En pacientes jóvenes, es mayor el componente glandular que el graso. Esto no ocurre con las pacientes mayores.

Caida o ptosis mamaria

El grado de ptosis se clasifica teniendo en cuenta la posición de la areola y pezón con respecto al pliegue mamario, clasificándose en:

  • Leve: Si la areola se ubica en el pliegue inframamario.
  • Moderado: Si la ubicación de la areola es menos de 2 centímetros bajo el pliegue inframamario.
  • Severo: Cuando la ubicación de la areola esta a más de 2 centímetros bajo el pliegue inframamario.

Tipos de mamoplastia de reduccion

Una vez evaluados todos estos factores la paciente y cirujano elegirán la técnica quirúrgica más adecuada a utilizar para la mamoplastia de reduccion. Generalmente se realizan tres tipos:

  • Periareolar
  • Vertical
  • T invertida.

Periareolar

Esta técnica se utiliza en mamas que presentan una hipertrofia ligera y sin ptosis o ptosis leve. La mayor ventaja de esta técnica es que deja una única cicatriz alrededor de la areola y queda muy disimulada.mamoplastia periareolar

 

 

 

 

 

 

 

 

Vertical

Esta técnica se utiliza en mamas que presentan una hipertrofia moderada con grado de ptosis moderada. En este caso son dos las cicatrices que deja: una alrededor de la areola y otra en sentido vertical desde la areola hasta el surco submamario.

mamoplastia vertical

 

 

 

 

 

 

 

 

En T invertida

Esta técnica está indicada en todos los casos de hipertrofia y es la que normalmente se utiliza. Su gran desventaja es que es la que mayores cicatrices deja. En este caso son 3 las cicatrices: una alrededor de la areola, otra vertical desde la areola hasta el surco submamario y la tercera longuitudinalmente en el surco submamario.

mamoplastia en t invertida

 

 

 

 

 

 

 

 

Intervención

La intervención de mamoplastia de reduccion se efectua bajo una anestesia general y suele durar de dos a cuatro horas, dependiendo de la técnica empleada requiriendo un ingreso hospitalario de uno o dos días.

En primer lugar se realizará una marcación para delimitar por donde se van a realizar las incisiones, en función de la técnica de mamoplastia de reduccion escogida (generalmente en T invertida)

Una vez extraídos los excesos de piel y tejido mamario y graso, acomodará en su nueva posición el conjunto areola-pezón apuntando hacia delante, se da forma a la mama remodelando el tejido glandular restante y se cierran las incisiones conformando de esta manera un nuevo sostén cutáneo.

Casi en todos los casos el pezón queda unido a sus vasos que provienen de la glándula, no obstante, en algunos casos extremos de senos muy grandes, este se retira para después reinsertarlo en su posición definitiva como un injerto. En este caso tiene el inconveniente de perdida en la sensibilidad.

Para finalizar se colocará un vendaje y un drenaje a cada mama.

Post operatorio

Una gran parte del éxito de una mamoplastia de reduccion recae en el cuidado postoperatorio. Es vital que el paciente siga las instrucciones que le indique su cirujano.

Transcurrido un día desde la intervención de mamoplastia de reduccion se le retirará al paciente el vendaje y los drenajes y se le colocará un sujetador quirúrgico que deberá llevar durante cuatro semanas por el día y por la noche.

Las molestias, dolores e inflamación tras la intervención  se resolverán con medicamentos.

Tras la intervención de mamoplastia de reduccion se recomienda un reposo durante unos días (en general se recomienda evitar los movimientos bruscos con los brazos y realizar esfuerzos), pudiendo incorporarse a la vida laboral en aproximadamente en dos o tres semanas y realizar en dos meses actividades físicas y deportivas.

A las dos semanas de la intervencion de mamoplastia se retiraran los puntos de sutura, desapareciendo la hinchazón como máximo en dos meses.

Las cicatrices irán evolucionando, dependiendo de cada paciente, de duras y sonrosadas hasta en algunos casos casi imperceptibles a partir del año.

Resultado final

El resultado en general de una mamoplastia de reduccion suele ser muy satisfactorio para la paciente que consigue un cuerpo más armonioso, no obstante hay que tener en cuenta que estos resultados no son definitivos puesto que múltiples factores como: variaciones en el peso, embarazos, la gravedad,… irán modificando el resultado.

Las complicaciones son poco frecuentes en las mamoplastias de reduccion, como cualquier cirugía hay riesgo de infección, hematomas y mala cicatrización. También puede haber sangrado, resultados asimétricos, necrosis cutánea y/o de la areola total o parcial,…

Es normal que el paciente note de manera transitoria durante las primeras semanas, tras la intervencion de mamoplastia de reduccion, una pérdida de sensibilidad en el pezón. Suele ser temporal y se recupera por si sola. En algunas ocasiones puede variar la sensibilidad definitiva tanto en aumento como en disminución.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)

Mastopexia: cirugia de senos caidos

La mastopexia o levantamiento de senos es un procedimiento de cirugía estética cada vez más demandado por las mujeres y consiste en la elevación de la mama sin prótesis.mastopexia

La genética determina el tamaño y forma de los senos de la mujer, completando su desarrollo a los 17 o 18 años. Con el paso del tiempo, los senos de la mujer sufren cambios, estos desencadenan en una pérdida del aspecto juvenil de las mamas, tanto en forma como en firmeza. Estos cambios y la pérdida de elasticidad en la piel se pueden deber a diversos factores: el embarazo y lactancia, los efectos de la gravedad, el proceso de envejecimiento, fluctuaciones de peso, la herencia genética,…Esto origina en muchas mujeres un gran malestar bajando su autoestima y afectando a varios aspectos de su vida, principalmente en su vida sexual. Con un levantamiento de senos o mastopexia se consigue rejuvenecer en gran manera la figura de la mujer, obteniendo un perfil más juvenil y vital, mejorando su seguridad y autoestima.
El objetivo que impulsa, generalmente, a una paciente a someterse a una intervención de mastopexia suele ser de origen estético buscando rejuvenecer el aspecto y perfil de sus mamas logrando una apariencia más saludable y sensual.

El primer paso que debe seguir una paciente que se esté planteando someterse a una intervención de mastopexia es consultar a cirujano experto. Este, realizara una evaluación de la paciente y resolverá todas sus dudas. Para lograr los resultados deseados es totalmente necesario que la paciente exponga al cirujano de manera muy clara sus expectativas tras la cirugía. El cirujano le describirá sus opciones y le informará en detalle de los procedimientos más adecuados guiándole y aconsejándole para que busque tras la intervención, lograr una armonía y equilibrio corporal.

Finalmente proporcionará a la paciente las indicaciones necesarias a seguir para prepararse el preoperatorio.

Esta intervención puede realizarse de manera aislada o combinada con otra operación. La mastopexia no cambia de manera significativa el tamaño del pecho, por lo que si además de levantar el pecho, la paciente busca modificar su tamaño, deberá recurrir a una cirugía combinada de mastopexia con mamoplastia de aumento (cirugía de aumento de pecho) o mamoplastia de reducción (cirugia de reducción de pecho).

Tipos de mastopexia

A la hora de elegir qué tipo de mastopexia realizar es necesario saber en qué grado esta caído el pecho o grado de ptosis y dependerá fundamentalmente de la posición de la areola en relación al pliegue mamario, distinguiéndose 3 estados:
• Leve: Si la areola se ubica en el pliegue inframamario.
• Moderado: Si la areola se ubica menos de 2 centímetros bajo el pliegue inframamario.
Severo: Si la areola se ubica en más de 2 centímetros bajo el pliegue inframamario.
Si la mama únicamente presenta una leve es recomendable una mastopexia periareolar o circumareolar.
Si la mama presenta una caída moderada, la técnica más recomendable es la mastopexia vertical.
Cuando las mamas presentan una caída severa, la mástopéxia en T invertida es la técnica más adecuada.

Sensación de pérdida de volumen tras la mastopexia

Es necesario que la paciente tenga en cuenta que según la cantidad de piel que sobre, tendrá mayor o menor sensación de pérdida de volumen en las mamas aunque no se haya quitado absolutamente nada de volumen y además, tiende a quedar algo vacío el polo superior (la parte superior) de la mama. En mamas muy caídas y con la piel muy descolgada el simple hecho de reposicionar la mama, sin eliminar glándula, nos va a dar esta sensación.
Este factor es muy importante a la hora de optar por una intervención de mastopéxia únicamente o realizarla combinada con un aumento mamario con implante, de acuerdo a las expectativas finales de la paciente.

Mastopexia periareolar o circumareolar

Es la intervención más adecuada para aquellas mamas pequeñas con una caída mínima de pezón y aureola y en las que el grado de distensión de su polo inferior no es muy acusado. Se trata de un procedimiento mínimamente invasivo y se obtiene un grado de levantamiento menor.

Periareolar

mastopexia periareolar

 

 

Pasos:

  • Primero se marca la nueva areola.
  • Se realiza una incisión en forma de media luna sobre la areola existente. Se elimina la piel interior a la incisión.
  • Se realiza la sutura.
  • Únicamente quedará una cicatriz en la parte superior de la areola

Circumareolar

mastopexia circumareolar

 

 

Pasos:

  • Primero se marca la nueva areola
  • Se realizan dos incisiones circulares: una por el borde de la aureola actual y otra por el borde de la nueva aureola
  • Se elimina la piel entre las dos incisiones
  • Se realiza la sutura.

La gran ventaja de esta intervención es que únicamente dejará una cicatriz alrededor de la aureola, aunque la mama tomará una forma más chata y ancha.

Mastopexia vertical

Esta intervención resulta adecuada cuando la mama de la paciente es más grande y presenta un grado de caída moderado. Se trata de un procedimiento levemente invasivo con un alto grado de elevación mamaria.
En la mastopexia vertical, además de la eliminación de la piel alrededor de la aureola, se extirpa una porción de piel en la parte inferior de la mama.

mastopexia vertical

 

 

 

 

Pasos:

  • Primero se marca la nueva areola y la piel sobrante de la zona submamaria
  • Se realizan dos incisiones: una por el borde de la aureola nueva y otra en forma de v que se extiende por arriba rodeando la zona superior de la aureola y por abajo en dirección a la línea media de la mama.
  • Se elimina la piel entre las dos incisiones.
  • Se realizan las suturas.

Esta intervención dejará dos cicatrices. Una alrededor de la aureola y otra vertical que se extiende desde el pezón hasta el surco submamario

Mastopexia en T invertida o ancla

Esta intervención resulta la más adecuada para caídas de pecho de moderadas a importantes. Con esta técnica, aunque se trata de la más invasiva, es la técnica que logra mayor levantamiento, con ella se reconstruye un pecho a medida retirando la piel necesaria para conseguir la mejor forma.

mastopexia en t invertida

 

 

 

 

Pasos:

  • Primero se marca la nueva areola y la piel sobrante de la zona submamaria
  • Se realizan dos incisiones: una por el borde de la aureola nueva aureola y otra por todo el contorno de piel a eliminar.
  • Se elimina la piel entre las dos incisiones.
  • Se realizan las suturas.

Esta intervención acorta la mama vertical y horizontalmente, quedando tres cicatrices: una alrededor de la aureola, otra desde el pezón hasta el surco submamario y la tercera a lo largo del surco submamario (la longuitud de esta tercera dependerá de la cantidad de piel sobrante, pudiendo ser de unos pocos centímetros o recorrer todo el surco).

La intervención

La intervención, dependiendo de las condiciones particulares del paciente puede o no necesitar ingreso en el hospital como máximo de un día, se realizará con anestesia general.
La duración de la intervención es de dos a tres horas. En el caso de combinar con algún otro procedimiento el tiempo puede alargarse.

El personal del perioperatorio marcara con alguna solución antiséptica yodada la zona a intervenir. A continuación trasladará al paciente a la sala de operaciones donde se le aplicará la anestesia.
El cirujano procederá a eliminar la piel sobrante, remodelará el tejido glandular y levantará hasta la ubicación adecuada el tejido de la mama

Finalizará realizando las suturas correspondientes.

El postoperatorio

Una vez finalizada la intervención se le colocará a la paciente un vendaje que se sustituirá al día siguiente por un sujetador sin aro. Únicamente habrá que permanecer en el hospital unas horas, no siendo necesario generalmente el ingreso del paciente, como mucho ingresará un día.

El paciente puede tener drenajes en sus pechos de 24 a 72 horas y sentirá dolor aproximadamente durante una semana a consecuencia de las molestias típicas por cualquier intervención.

El cirujano le dará unas pautas a seguir para su recuperación limitando su actividad según sus recomendaciones y acudiendo a él ante cualquier efecto secundario que note.

El cirujano le quitará las vendas a la paciente en su visita de seguimiento que se realizará el primer o segundo día tras la intervención así como, en su caso, los drenajes. En esta visita le revisará el color del pezón y el suministro de sangre al mismo.

El retorno a la vida normal depende de si el trabajo es del tipo administrativo o del tipo físico, variando de dos o tres semanas.

El cirujano, generalmente le recomendará que use durante uno o dos meses sujetador deportivo o vendaje especial que mantenga el pecho sujeto hasta que se produzca la recuperación.

Las cicatrices tendrán la siguiente evolución:
Comenzarán siendo unas líneas finas, del segundo al sexto u octavo mes tornarán a rojizo para después volverse burdeos con algo más de grosor, presentan picor y se ven bastante. Al finalizar el año cambian al color de la piel, siendo normalmente a partir del primer o segundo año casi invisibles en su mayoría.

El resultado final

Los riesgos y complicaciones son la infección, que puede ocurrir en cualquier cirugía. La pérdida de sensibilidad en pezones y piel mamaria es muy rara.

El resultado es inmediato, pero será necesario el paso de algunos meses para poder recobrar la movilidad y aspecto natural.

La duración de los resultados dependerá de la calidad de la piel de la mama de la paciente y de los cuidados que le dedique. Si la piel es poco elástica y algo estriada tendera a caer más rápido. Aspectos que aceleran la caída del pecho que harán que el resultado dure pocos meses son: no llevar sujetador, realizar mucho deporte sin sujetador, embarazos, bruscos cambios de peso.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)

Mamoplastia y mastopexia: la cirugía del pecho. Diferencias

La mamoplastia y la mastopexia son cirugías plásticas encaminadas a modificar el volumen y posición del pecho de la mujer.

La mayoría de las pacientes que requieren estas operaciones acuden al cirujano por razones estéticas, buscando mejorar el aspecto de sus pechos, pero también hay razones psicológicas y médicas que llevan al paciente a solicitar una operación de pecho, como es el caso de mujeres, especialmente si son  jóvenes, que les supone una problema emocional el tener pechos excesivamente grandes, pacientes con problemas de espalda por un peso excesivo del pecho,…

MAMOPLASTIA

La mamoplastia es una cirugía encaminada a modificar el volumen y la forma de los pechos. La mamoplastia puede ser tanto de aumento como de reducción.

El aumento de mama o mamoplastia de aumento

mamoplastia-aumento

Es una intervención de cirugía estética que consiste en introducir grasa propia del paciente o una prótesis. La cicatriz resultante dependerá de si se realiza la incisión por la zona axilar, por el surco submamario o por la zona periareolar. Será necesario un día de ingreso del paciente en la clínica y tendrá un post-operatorio de una o dos semanas de descanso antes de retomar al trabajo.

La reducción de mama o mamoplastia de reducción

mamoplastia-reduccion 1

Es una intervención quirúrgica mayor solicitada principalmente por mujeres, aunque también la solicitan hombres que padecen ginecomastia (tejido de las mamas superdesarrollado) o  una asimetría mamaria. El objetivo de esta intervención es la disminución del volumen de la mama del paciente, que en general es excesivo en relación a su cuerpo.

En la intervención se realizan 3 incisiones en forma de ancla: alrededor de la aureola, vertical desde la aureola al surco submamario y horizontal a lo largo del surco submamario. Desde estas se elimina grasa, tejido mamario y piel y se eleva la mama a una posición natural. También puede reducirse de tamaño la aureola. Las cicatrices que quedan son pequeñas y poco visibles.

Será necesario uno o dos días de ingreso del paciente en la clínica y tendrá un post-operatorio de una semana y media de descanso antes de retomar al trabajo.

MASTOPEXIA

mastopexia

La mastopexia es una intervención de cirugía estética que corrige los pechos caidos, modificando su posición.

La mama es una glándula cutánea que desciende según cede la piel. Es muy común que la piel de las mamas ceda por distensión de la piel causada por la edad, embarazos,… o por peso de la mama, dando lugar a un pecho caído y sin firmeza.

El objetivo de esta intervención es modificar la posición del pecho eliminando la piel sobrante y subiendo de esta manera la posición del pezón y aureola. Las cicatrices de las mastopexias son más largas que las de las mamoplastias pero son bastante bien toleradas por las pacientes.

En algunos casos, si hay falta de volumen en la mama, podemos recurrir a rellenar con un implante mamario o con grasa del propio paciente.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (2 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)

Queiloplastia: la cirugía labial

La queiloplastia o cirugía labial es una intervención de cirugía estética que consiste en una remodelación de los labios con el objetivo de mejorar su forma, embellecerlos y rejuvenecerlos. En función de los requerimientos del paciente se realiza una queiloplastia de aumento de labios, de disminución de labios, correctiva o reparadora.

En este artículo trataré las cirugías labiales de aumento de labios y disminución de labios, incluyendo un breve inciso de la cirugía labial correctiva y secundaria o reparadora, temas que, por su complejidad, abordaré próximamente en más profundidad.

Queiloplastia de aumento (aumento de labios)

queiloplastia-de-aumentoLos labios gruesos son un símbolo de sensualidad proporcionando además un aspecto juvenil. Este es el motivo principal por el cual muchas personas acuden a la consulta de un cirujano a solicitar esta intervención.

Requieren una queiloplastia de aumento, principalmente, aquellos pacientes cuyos labios son muy finos o sin volumen, aquellos presentan una gran asimetría entre labios o pacientes en los que como parte del proceso de envejecimiento se han vuelto más delgados, finos o aplanados.

Hay diferentes técnicas para aumentar el labio y por supuesto ni hablamos de la silicona que tantos problemas ha desencadenado. Ahora las técnicas están más encaminadas a coger una pequeña zona del cuerpo del propio paciente para ponerla en los labios (injertos). Este es el caso del aumento de labios con tejido o con la propia grasa del paciente. En otros casos se realiza un implante para rellenar el labio( el más comunmente utilizado es el ácido hialurónico sintético).

Es muy importante acudir a un cirujano plástico cualificado al que exponer las expectativas que nos hemos creado sobre los resultados. El  nos evaluará y aconsejará para conseguir unos labios en armonía con nuestro rostro, sensuales, naturales y bellos.

Injerto con tejido del propio paciente

La intervención

La dermis y el músculo son los tejidos que suelen utilizarse como injertos para aumentar el volumen de los labios.

La dermis (capa más profunda de la piel) obtenida como material desechado en otra operación, como por ejemplo de reducción abdominal, puede utilizarse aplicándola de un  lado al otro del labio, con buenos resultados.

El Musculo, puede ser de varias partes del cuerpo, como por ejemplo del cuello. Consiste en tomar una pequeña porción de músculo esternocleidomastoideo y tejido conjuntivo de la parte superior del cuello e injertarlo junto con el tejido que lo recubre en la boca, en una cánula previamente colocada. Esta técnica no supone ningún problema estético ni funcional, ya que se trata de un músculo muy largo no produciendo impacto en el la extracción de una pequeña porción.

Para la obtención del músculo y tejido se realiza  una incisión justo detrás de la oreja del paciente, sobre la línea de nacimiento del cabello y se toma la cantidad necesaria que varía en función del aumento requerido.  La colocación de la cánula bajo la piel del labio se realiza a través de dos incisiones en las comisuras de la boca.

El post operatorio

Los puntos de sutura,  son generalmente de autodisolución y desaparecen en cinco o siete días. Varias veces al día se debe limpiar el labio con  peróxido de hidrógeno y aplicar un ungüento en el labio que contiene antibiótico.

Tras la intervención se producirá una leve inflamación, irregularidad y bultos en el margen del labio y un dolor mínimo en la zona intervenida.

La recuperación es muy rápida. Después de una semana la curación es completa y se puede regresar a la vida normal y laboral siguiendo las prescripciones del cirujano (nada de ejercicio físico intenso o grandes esfuerzos por tres semanas, nada de sol en la zona afectada, se puede fumar pero de manera controlada, siendo mejor no hacerlo)

A los 10 días comienzan a observarse los resultados y a los 30 ya ha desaparecido la inflamación irregularidades y bultos producidos por la intervención.

El resultado final

Son raras las complicaciones, en general se pueden infectar los puntos de sutura (se soluciona con antibióticos) y en algún caso aislado se han producido perdidas temporales de la sensibilidad.

Los pacientes, en general, quedan muy satisfechos con los resultados, no obstante, no puede ser utilizada ni en pacientes con una cicatriz previa realizada por un traumatismo, ni para tratar el labio leporino.

Si se produjera una queiloplástia con resultado insatisfactorio, lo que es muy poco común, se realizará una cirugía de revisión mediante una queiloplástia secundaria para subsanar los defectos no logrados con la primera y se corregirán fácilmente.

Injerto con grasa propia:

La intervención

La liposucción para la obtención de la grasa se hace mediante una jeringuilla, en quirófano. La grasa puede extraerse de cualquier parte del cuerpo en la que se encuentre suficientemente acumulada (normalmente del abdomen o glúteos). Posteriormente se centrifuga para separar la sangre de la grasa y finalmente, mediante una aguja, se va inyectando en el labio, en contacto directo con los tejidos del mismo lo que facilitará una integración rápida.

El efecto visual de labios más grandes se produce, sobretodo en el labio inferior, debido a que al inyectar la grasa por dentro de la boca, debajo de la mucosa del labio, esta tira hacia fuera el labio viéndose más lleno y voluminoso.

El post operatorio

No es necesario estar de baja, pues una cirugía ambulatoria y poco molesta. El cirujano indicará las pautas a seguir y cuidados.

Tras la intervención se producirá una inflamación.

El resultado final

Esta técnica tiene la ventaja de que no  añade al cuerpo ninguna sustancia ajena a él, únicamente se rellena con tejidos del paciente, por lo que no tienen contraindicaciones. Se obtienen unos resultados muy naturales, favoreciendo el rejuvenecimiento de los tejidos de la boca y dura varios años.

Implante de sustancias de relleno (ácido hialurónico):

Muchos son los materiales que pueden ser empleados como implantes para rellenar los labios (colágeno, goretex, ácido hialurónico,…) y su efecto puede ser permanente y semipermanente o temporal. No obstante, en la actualidad casi todos los productos que se utilizan son temporales, es decir, que se reabsorben con el tiempo y entre ellos el más usualmente utilizado es el ácido hialurónico.

El ácido hialurónico es una molécula que tenemos en nuestro cuerpo de forma natural y en gran cantidad cuando somos jóvenes, pero con el paso de los años se va reduciendo su presencia en nuestro cuerpo de una manera escandalosa (a los 40 años solo tenemos la mitad y a los 60 años únicamente nos queda un 10%).

La intervención

Se trata de una intervención muy sencilla que no requiere pasar por quirófano siendo posible realizarse en la consulta del cirujano y se utiliza anestesia local con o sin sedación y consiste en realizar pequeñas infiltraciones en el labio de ácido con una aguja estéril y fina.

La duración de la intervención ronda la media hora.

El post operatorio

No es necesario estar de baja, pues es una cirugía ambulatoria y poco molesta. Se puede volver al trabajo desde el primer momento. El cirujano indicará las pautas a seguir y cuidados.

Tras la intervención se producirá un edema e  inflamación que se irá al cabo de unas horas.

El resultado final

El uso de ácido hialurónico sintético es temporal. Los implantes de relleno con ácido hialurónico suelen realizarse una vez al año ya que se reabsorben, en un periodo de seis meses a un año, por lo que si el paciente no quedara satisfecho, en un periodo relativamente corto de tiempo desaparecerá.

Se trata de una técnica muy sencilla y no ha presentado alergias en los pacientes, no obstante, hay que extremar las precauciones, por descompensación, en pacientes diabéticos, hay que esperar a intervenir, si se padece un herpes labial, hasta que desaparezca o si se está tomando antiinflamatorios (en este caso puede reabsorberse antes el ácido).

¿Qué técnica elegir?

El injerto con implante de tejido del paciente es permanente, mientras que las inyecciones de grasa y ácido hialurónico son temporales durando de 6 meses a 1 año.

Los procedimientos temporales tienen la ventaja de que al ser reabsorbibles permite al paciente modificar su rostro sin ser algo definitivo, sirviendo además como ensayo o fase previa a una intervención permanente.

En cuanto a la intervención, son más sencillas los inyectables que los implantes, se realizan en la consulta del cirujano y no es necesaria la anestesia.

La utilización de tejidos propios del paciente, suele ser la elección preferida por los cirujanos, puesto que tienen la gran ventaja de no presentar ningún tipo de rechazo ni alérgias.

La elección de una u otra técnica dependerá de las expectativas de resultados del paciente y quedara consensuada con el cirujano, el cual te indicará cual es el más adecuado en tu caso tras evaluarte.queiloplastia-resultado-final

Queiloplastia de reducción (disminución de labios)

queiloplastia-de-reducción-transversalTener labios carnosos es una característica deseable por muchas personas, socialmente está asociado a la sensualidad y juventud, no obstante, cuando son excesivamente prominentes pueden causar problemas al hablar, para controlar la saliva, para masticar y/o provocar un gran complejo al paciente.

Los motivos principales por los cuales un paciente solicita esta intervención es lograr una armonía facial solucionando, en su caso, su complejo y resolver los problemas de habla, saliva y masticación asociados a esta patología.

Se realiza queiloplastia de reducción, generalmente,  a aquellos pacientes cuyo tamaño de labios es anormalmente grandes, que sobresalen en exceso o están desproporcionados, generalmente el labio sobresale tanto que se convierte en la característica más destacada de la cara llamando la atención de forma indeseable para la persona.queiloplastia-de-reducción-horizontalEs de gran importancia ponernos en manos de un cirujano plástico cualificado que nos informará y asesorará de manera detallada de todo lo relativo a la intervención y post-operatorio y resultados. Debemos exponer claramente al el cirujano las expectativas que tenemos sobre los resultados. Este evaluará el labio con el resto de estructuras faciales según puntos de vista estéticos de frente y de perfil y nos proporcionará un tratamiento adecuado para conseguir un frontal y perfil facial armonioso estableciendo un equilibrio entre los labios superior e inferior a medida del paciente.

No deben someterse a esta intervención pacientes psicológicamente inestables, pacientes que sufran una inflamación aguda (la inflamación hace que el procedimiento sea muy difícil) y la pseudomacrocheilia.

La intervención

La intervención quirúrgica, se realiza con anestesia local y consiste en una reducción del labio. Esta puede ser en dos direcciones.

Si la dimensión vertical es excesiva, la intervención consiste en realizar una incisión transversal elíptica entre las comisuras laterales, en la mucosa bucal, por la zona interior del labio (el marcado debe realizarse antes administrar los anestésicos ya que tienden a distorsionar el labio). A continuación se eliminan las glándulas labiales hipertrofiadas o los tejidos sobrantes (se determinara para cada caso la cantidad de tejido extirpado). Al realizar la incisión por dentro del labio la cicatriz queda discreta. Se finalizará realizando unos puntos de sutura reabsorbibles para aproximar los tejidos del labio.

Si la dimensión transversal de los labios es excesiva, se lleva a cabo la extirpación de una cuña vertical del labio para disminuir la redundancia transversal. La incisión se extenderá horizontalmente para ocultar la cicatriz a lo largo de la ranura mentolabial.

El post operatorio

El proceso de recuperación es prácticamente indoloro. Se requieren de siete a nueve días para volver a la vida normal y se seguiran las mismas recomendaciones que para la queiloplastia de aumento.

El resultado final

Al ser un procedimiento simple, proporciona un resultado predecible tal y como nos lo ha descrito el cirujano y fiable. Los pacientes suelen quedar muy satisfechos.

No suelen presentarse complicaciones, entre ellas están la asimetría de labios, cicatrización hipertrófica, hiperestesia y muy rara vez la formación de mucocele.

Queiloplastia correctiva

Se realiza queiloplastia correctiva, a aquellos pacientes que sufren alteraciones en los labios, ya sean por causas congénitas, como por ejemplo microstomia (boca muy pequeña), macrostomia (boca muy grande), el labio leporino, el labio doble, síndrome de Ascher…, o por traumatismos faciales, enfermedades como la queilitis granulosa, etc., siendo esta intervención mucho más compleja que las anteriores.

Queiloplástia secundaria o reparadora

La queiloplástia secundaria es la cirugía de los labios que se realiza tras un tratamiento anterior de queiloplástia. Solicitan esta intervención dos tipos de pacientes:

Por un lado están aquellos que quieren, debido a un motivo de tendencias de moda aumentar o disminuir el volumen de sus labios (el hecho de que ahora no se lleven los labios tan grueso hace que pacientes ya operados anteriormente, acudan a la consulta de su cirujano a solicitar una disminución de la sustancia inyectada para conseguir unos labios más naturales).

Por otro lado, y por desgracia cada vez en mayor número, están aquellos que han desarrollado problemas en los labios causados por un implante anterior (si bien, ahora casi todos los productos que se usan para rellenar labios son reabsorbibles con lo que cualquier deformidad es pasajera, durante muchos años se utilizaron otros productos de larga duración ó permanentes como artecol, dermalive, silicona, metacrilatos, evolution, etc., ireabsorvibles, por lo que cualquier deformidad es definitiva) .

Las patologías del paciente suelen ser: la formación de granulomas o bultos, deformidades, volumen excesivo, desequilibrio labial, asimetrías, siendo mucho más graves, las infecciones y granulomas inflamatoriosy tumores.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)

Blefaroplastia: la cirugía de los párpados.

El paso de los años desencadena muchos cambios estéticos en las personas, entre otros, va dibujando signos de cansancio en nuestro rostro, aparentando una edad mayor a la real. La blefaroplastia es una cirugía que consiste en una remodelación de los tejidos perioculares mediante la eliminación las bolsas de grasa y el exceso de piel en los párpados del paciente consiguiendo un aspecto más joven.

blefaroplastiaEl objetivo que impulsa, generalmente, a un paciente a someterse a una intervención de blefaroplastia suele ser de origen estético buscando que el aspecto de su rostro sea más bello y descansado recobrando la vida perdida en su mirada. No obstante, no siempre se realiza esta operación motivados por rejuvenecer nuestro aspecto. En algunos casos el motivo es una mejora de la visión (algunos pacientes desarrollan una caída tan pronunciada de los párpados superiores que afecta a su campo de visión). En este caso hablaremos de una blefaroplastia funcional.

En general, como en cualquier intervención, es importante que el paciente hable de una manera clara con el cirujano para que le resuelva todas las dudas que tenga, siendo además muy importante que le transmita las expectativas que tiene tras la intervención.

El cirujano, tras evaluar al paciente, le informará de las técnicas y tratamientos más adecuados en función de sus párpados y proporcionará al paciente las indicaciones a seguir para prepararse para la intervención. Esta intervención puede realizarse de manera aislada o como parte de otra operación.

La intervención de blefaroplastia

La intervención por blefaroplastia no necesita ingreso en el hospital, generalmente con anestesia local con sedación, aunque, en algunos casos en los que además de intervenir el párpado se realiza como parte de una operación junto a otras cirugías más invasivas, se utiliza la anestesia general.

La duración de la intervención varía desde treinta minutos a dos horas.

La blefaroplastia del párpado superior consiste en la extirpación del exceso de piel e incluso en algunos casos de parte del músculo orbicular subyacente y  parte de la grasa del interior del párpado. Las incisiones se realizaran en las dobleces naturales o plieges que se forman en el parpado, resultando por tanto muy poco disimuladas y poco visibles las cicatrices.

La blefaroplastia del párpado inferior consiste en la corrección de las bolsas de los párpados inferiores.

El tratamiento a seguir para la corrección de las bolsas oculares puede realizarse mediante la eliminación del exceso de grasa o mediante su recolocación en las zonas donde se producen las ojeras cuando hay un hundimiento (de esta manera, corregimos el hundimiento existente, además de eliminar las bolsas). La intervención puede realizarse de manera externa o interna. De manera externa la intervención se realiza mediante una incisión situada justamente bajo de las pestañas. De manera interna (o por vía transconjuntival) se realiza una incisión desde en el interior del parpado y por tanto no deja cicatrices.

Se realizaran suturas muy finas, en cualquier caso, para cerrar las incisiones.

En algunos casos, además de eliminar las bolsas, será necesario eliminar una pequeña cantidad de piel del párpado inferior.

El Post operatorio

Tras la intervención, únicamente habrá que permanecer en el hospital unas horas, no siendo necesario el ingreso del paciente.

La gran mayoría de los pacientes pueden hacer vida normal en uno o dos días, pudiendo volver al trabajo en una semana.

Síntomas como inflamación, hematomas, una gran sensibilidad a la luz, trastornos en la agudeza visual y lagrimeo abundante, son normales en las primeras semanas. Estos irán desapareciendo en corto espacio de tiempo.

El resultado final

Cuando la intervención es realizada por un cirujano experto es raro que se produzcan complicaciones.

Entre las posibles complicaciones, las más frecuentes son: edemas, pequeñas asimetrías en los párpados y exceso residual de piel o grasa de las bolsas. Otras complicaciones, infrecuentes pero graves serían las que afectan a la visión y/o superficie ocular, la retracción del párpado e infección que pueden dar lugar a en casos extremos ceguera.

El paciente suele quedar muy satisfecho con el resultado y este se mantiene durante mucho tiempo (durante años), resultando incluso permanente en muchas ocasiones.

Si estas interesado en el mundo de la cirugía plástica y en otros temas relacionados quizás te resulte útil el artículo en el que tratamos la queiloplastia o cirugía de los labios.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)

Labioplastia: la cirugía de los labios vaginales

La labioplastia o cirugía de los labios vaginales es una intervención de cirugía estética que consiste en la remodelación de los labios vaginales.

En los últimos años, las intervenciones de cirugía estética en las zonas íntimas de la mujer como el monte de venus, pubis, himen o labios vaginales son cada vez más demandadas. Entre estas, cabe destacar, por su elevada demanda, la reducción de labios vaginales, que se conoce como labioplastia reductora.

labioplastiaEn la labioplastia, se corrigen las dimensiones de los labios vaginales. Estos, por alguna causa, congénita o no, presentan alguna irregularidad generando, en muchos casos, molestias a las pacientes, como al realizar determinadas actividades deportivas (ciclismo), molestias en sus relaciones sexuales, etc., no obstante, la mayor parte de las mujeres que solicitan este tipo de intervención están motivadas por una causa  estética.

Entre las diferentes anomalías en los labios podemos citar: labios mayores que no  cubren a los menores, dimensiones desproporcionadas de labios o asimetrías pronunciadas entre labios mayores y menores.

En algunas pacientes los labios menores son demasiado grandes, lo que ocasiona que se plieguen sobre ellos mismos dificultando el acto sexual. En este caso, con una labioplastia reductora se logra disminuir su tamaño a uno más adecuado que, sin perder su sensibilidad, no produzca molestias.

La intervención se realiza generalmente mediante anestesia local más sedación, en régimen ambulante. La vuelta al trabajo suele ser rápida, unos tres días, para la mayoría de las pacientes, dependiendo del tipo de trabajo que se desempeñe. Se deberá realizar una revisión a las 24 horas tras la intervención y otra a las 72 horas. En algo menos de un mes se pueden retomar las relaciones sexuales.

Es muy importante, en cualquier operación de cirugía estética, trasladar al cirujano plástico con claridad los objetivos que pretendemos lograr tras la intervención. Es de suma importancia elegir un cirujano plástico competente, que sepa aconsejarnos con criterio, desde una ética profesional y resolver todas nuestras dudas.

Si estas interesado en el mundo de la cirugía plástica y en otros temas relacionados quizás te resulte útil el artículo en el que tratamos la blefaroplastia, la cirugía de los párpados.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.0/10 (4 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 3 votes)

Abdominoplastia: la cirugía del abdomen

La cirugía del abdomen o abdominoplastia es un procedimiento quirúrgico en el cual se elimina la piel y grasa abdominal que se encuentra en exceso y se corrige la flaccidez muscular del paciente reforzando la musculatura de su pared abdominal.

Mediante esta técnica se obtiene un abdomen más plano, más firme y una cintura más reducida.

Antes de someternos a una abdominoplastia, es conveniente informarnos acerca de todos los factores relativos a la misma como, en que consiste la intervención, el post operatorio, resultados, etc., siendo de suma importancia despejar todas las dudas que nos surjan planteándoselas a un cirujano plástico cualificado, el cual nos proporcionará las aclaraciones oportunas.

abdominoplastiaEs de vital importancia exponer al  cirujano plástico de forma clara y sincera el resultado que deseamos obtener en nuestra silueta corporal tras la operación, de esta manera el cirujano mostrara las diferentes alternativas con los riesgos y limitaciones para cada alternativa. Entre ambos, paciente y cirujano plástico, se determinará el procedimiento óptimo para obtener el resultado deseado. Si, por ejemplo, únicamente hay acumulación de grasa en la zona justamente debajo del ombligo, puede ser suficiente una mini-abdominoplastia, que se trata de un procedimiento mucho más sencillo, en otros casos, bastará con una liposucción del abdomen. Por otro lado, el cirujano, según el caso,  puede aconsejar la actuación conjunta de la abdominoplastia con otras intervenciones, para conseguir un resultado óptimo y crear una silueta corporal más armónica, como una liposucción de caderas, etc.

Esta especialmente indicada en mujeres que han tenido varios embarazos que han ocasionado que le han ocasionado como consecuencia una relajación de los músculos abdominales no pudiendo recobrar el tono muscular. También  son buenos candidatos las mujeres u hombres cuya silueta es aceptablemente buena, pero que tienen en la zona del abdomen un exceso de grasa o piel que no mejora con dieta ni ejercicio. Si se desea tener otro hijo o se debe perder mucho peso se deberá posponer la intervención.

La intervención de abdominoplastia

Tanto la abdominoplastia como la mini-abdominoplastia se realizan siempre en una clínica o en un hospital y siempre en quirófano. Igualmente se realiza en quirófano la liposucción. Puede realizarse con anestesia general, de manera que el paciente está totalmente dormido durante la intervención o mediante anestesia local más sedación, quedando en este caso el paciente despierto aunque relajado y con la región del abdomen insensible ante el dolor (en alguna ocasión se puede sentir alguna molestia).  El tipo de anestesia utilizado más frecuentemente es la anestesia general.

abdominoplastia-intervenciónLa duración de la mini-abdominoplastia oscila entre una y dos horas, la abdominoplastia, dependiendo de la necesidad de corrección, está entre dos y cuatro horas.

La cirugía en la abdominoplastia consiste en la extirpación del exceso de piel y grasa abdominal y en la corrección de la flaccidez muscular reforzando la musculatura de la pared abdominal. Para ello se separa la piel del abdomen hacia arriba hasta las costillas, quedando a la vista los músculos abdominales. A continuación se procede a tensar y unir los músculos en la línea media. De esta manera se obtiene una pared abdominal firme y una cintura más estrecha. La piel separada se estira hacia abajo, la piel sobrante se extirpa y después se recoloca el ombligo en su nueva posición.

Para finalizar, se realizan las suturas y se coloca un vendaje y un tubo de drenaje temporal con el objeto de eliminar el exceso de fluidos que pudieran acumularse en la zona intervenida.

En el caso de la mini-abdominoplastia, la piel se separa únicamente entre la incisión por encima del pubis y el ombligo, estirpando la piel sobrante y realizando posteriormente las suturas.

En la abdominoplastia, la intervención se realiza a través de dos incisiones: una larga de una cadera a otra, justo por encima del pubis y otra alrededor del ombligo, para separarlo de los tejidos de alrededor.

En la mini-abdominoplastia, la intervención se realiza únicamente a través de una incisión mucho más pequeña por encima del pubis

Las cicatrices alrededor del ombligo y en el abdomen inferior, son definitivas, pero irán mejorando con el paso del tiempo de manera que no serán visibles, incluso con bikini. No obstante, en algunos casos es preciso realizar una revisión de las cicatrices. Esta se realiza con anestesia local.

Una vez finalizada la intervención, el paciente llevará una faja especial, reforzada, según cada caso, con un vendaje.

El cirujano comunicará al paciente instrucciones claras y concretas para terminar con su recuperación. Es de gran importancia seguirlas a rajatabla para minimizar la posibilidad complicaciones.

El Post operatorio

Algunos pacientes que se someten a una intervención de abdominoplastia pueden incorporarse a su trabajo en unas dos semanas, en cambio otras necesitan estar en reposo  tres o cuatro semanas para su incorporación al trabajo

Si el estado físico del paciente previo a la intervención es bueno y se posee una musculatura abdominal fuerte, la recuperación después de la abdominoplastia será más rápida.

El ejercicio físico ayuda a la recuperación. Aún en el caso de no practicar deporte con anterioridad, se deberá realizar una tabla de ejercicios destinada a reducir la inflamación, tonificación de músculos y minimizar la posibilidad de trombos venosos. Se deben evitar la realización de ejercicios fuertes hasta que nos encontremos recuperados.

Durante los primeros tres a seis meses las cicatrices, en periodo de curación, nos parecerá que están empeorando. Esto es totalmente normal. Deberemos esperar de nueve meses a un año para ver como la cicatriz se aclara y se aplana.

El Resultado final

Cuando nos hemos puesto en manos de un cirujano plástico cualificado es inusual que se produzcan complicaciones y, en su caso, son de escasa importancia. De todas maneras, siempre que se realiza cualquier cirugía pueden aparecer complicaciones como, infección, trombos venosos, pero es raro.

Para la infección tomaremos antibióticos y se realizaran drenajes. Esto prolongara el tiempo de ingreso en el hospital. En el caso de los trombos venosos se combaten moviendo las piernas y haciendo que el paciente se levante lo antes posible tras la cirugía.

Fumar hace que aumente el riesgo de complicaciones y retrasa la cicatrización. Los fumadores deberán de dejar el tabaco varias semanas antes de la intervención

En algunas ocasiones, ante cicatrices antiestéticas, aunque no se pueden quitar totalmente, si se pueden mejorar mediante una intervención menor consistente en extirparla y volver a suturar en condiciones óptimas. Esta intervención se realiza generalmente con anestesia local, con o sin sedación, suele durar una hora, normalmente no es necesario ingresar al paciente y su recuperación es rápida.

Si estas interesado en el mundo de la cirugía plástica y en otros temas relacionados quizás te resulte útil el artículo en el que tratamos la cirugía de los labios vaginales.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (2 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)

La alopecia en las mujeres

La alopecia o caída del cabello es un problema que asociamos de manera instintiva a los hombres, estamos acostumbrados a ver a diario hombres con entradas, con claros en la coronilla, calvos… y no reparamos en ellos, es algo habitual, sin embargo la alopecia no es un problema exclusivo de ellos, también afecta a las mujeres y cada vez en mayor proporción, siendo cada vez menor la diferencia con los hombres.

alopeciaLa pérdida del pelo en las mujeres supone un gran impacto psicológico, puesto que el cabello es un importante símbolo de belleza femenino. Fundamentalmente dos son  las causas principales de pérdida de cabello, androgénica y carencial.

Cuando la causa es principalmente carencial se produce un aclaramiento difuso del pelo en todo el cuero cabelludo

Si estamos ante una causa androgénica, que es la más frecuente,  se observa escasa densidad de pelo en la parte superior de la cabeza y mucha en las partes lateral y posterior. En este caso los folículos pilosebáceos inician un proceso lento de miniaturización que produce el adelgazamiento del cabello provocando claros en la zona afectada del cuero cabelludo.

Algunos consejos para minimizar la caída del cabello serían los siguientes:

  • Con un masaje capilar se estimula el riego sanguíneo, aportando a los folículos pilosos los nutrientes y el oxígeno necesarios, ayudando de esta manera a estimular el buen crecimiento del cabello. Es muy fácil de realizar. Con las yemas de los dedos, sin rascar ni frotar, se han de ir realizando movimientos circulares por todo el cuero cabelludo. También se puede estimular el riego sanguíneo cepillando el cuero cabello con un cepillo de puntas redondeadas.  Para notar los resultados, se deberá realizar este masaje a diario durante unos diez minutos.
  • Para el lavado del pelo se debe utilizar agua tibia o natural. El calor puede dañar el cabello
  • No debemos agredir el pelo evitando o ampliando el tiempo de aplicación entre tintes y sobretodo permanentes, además evita el uso de secadores y planchas para el pelo.
  • El pelo se compone casi un 100% de proteínas. Una manera de alimentar a nuestros folículos consiste en tomar proteínas en nuestras comidas. El pescado, la carne, el arroz y las alubias son grandes fuentes de proteínas. Es fundamental realizar una dieta variada y equilibrada.

No obstante, además de seguir estos consejos, que son de sentido común, si se sufre este problema, es conveniente acudir a un especialista para que realice un diagnóstico correcto tras examinar el cabello.

Si te gusta el mundo de la salud y belleza quizás encuentres interesante el artículo en el que tratamos la cirugía del abdomen.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)

Rinoplastia: la cirugía de la nariz

rinoplastiaLa cirugía de la nariz o Rinoplastia es uno de los procedimientos quirúrgicos que se realizan de manera más habitual en cirugía plástica. Consiste en modificar la forma de la nariz con el objetivo de mejorar su apariencia o de corregir algún traumatismo, un problema respiratorio, etc. En este último caso, cuando se corrige la desviación del tabique nasal, a la intervención se le denomina rinoseptoplastia.

Mediante esta técnica se puede actuar sobre la nariz disminuyendo o aumentando su tamaño, variando el ángulo existente entre labio superior y nariz, reduciendo los orificios nasales, actuando sobre la forma de la punta o el dorso de la misma.

Antes de someternos a una rinoplastia, es conveniente informarnos acerca de todos los factores relativos a la misma como, en que consiste la intervención, el postoperatorio, resultados, etc., siendo de suma importancia despejar todas las dudas que nos surjan planteándoselas a un cirujano plástico cualificado, el cual nos proporcionará las aclaraciones oportunas.

Es de vital importancia transmitir y discutir con el  cirujano plástico el resultado que deseamos obtener tras la operación.  Se han de tener unas expectativas realistas. La rinoplastia no hará al paciente parecerse a otra persona ni se conseguirá la perfección absoluta de nuestra nariz. La  intervención tiene como objetivo mejorar el aspecto y armonía del rostro del paciente.

La intervención de la rinoplastia

La Rinoplastia siempre se realiza en una clínica o en un hospital y siempre en quirófano. Puede realizarse con anestesia general, siendo esta la forma más habitual, de manera que el paciente está totalmente dormido durante la intervención o mediante anestesia local más sedación, quedando en este caso el paciente despierto aunque relajado y con la nariz y zonas cercanas insensibilizadas ante el dolor.  El tipo de anestesia utilizado más frecuentemente es la anestesia general.

La duración de la intervención, excepto en casos complejos, oscila entre una y dos horas, siendo lo más común una hora.

La cirugía consiste remodelar los cartílagos y huesos de la nariz. Para ello se separa la piel de la nariz del sustento de la misma, consistente en una estructura de hueso y cartílago,  se cortan y esculpen los huesos y cartílagos hasta conseguir la forma requerida y posteriormente se vuelve a colocar la piel en el nuevo sustento. Es común utilizar, para ayudar a dar forma a la pirámide nasal, injertos de cartílago y hueso del paciente, siendo muy poco común el uso de materiales sintéticos.

Las incisiones se realizan desde el interior de los orificios nasales, no quedando ninguna cicatriz visible. En algún caso, se realizan además, en la base de los orificios nasales, unas incisiones. Aún en este caso las cicatrices son imperceptibles.

Una vez finalizada la intervención, se le aplica una escayola con el objetivo de conservar la nueva forma de la nariz así como tapones en los orificios nasales que impidan su sangrado y estabilizasen el tabique nasal.

El postoperatorio

Normalmente, la gran mayoría de pacientes que se someten a una intervención de rinoplastia se recuperan bien en dos días, pudiendo incorporarse a su trabajo en poco más de una semana.

Generalmente tras la intervención, en especial en las primeras 24 horas, el paciente debe permanecer acostado con la cabeza elevada e irá percibiendo los siguientes síntomas: dolor de cabeza, hinchazón de la cara y molestias por encima de la nariz. Los dolores se aliviaran con medicación, sin embargo, los hematomas alrededor de los ojos y la hinchazón de la cara seguirán aumentando hasta el segundo o tercer día, desapareciendo casi por completo en unas dos semanas.

Durante los primeros días pueden originarse leves sangrados de nariz. Es importante no sonarse con fuerza en la primera semana para permitir a los tejidos cicatrizarse. Los tapones de la nariz, en su caso, se quitarán al día siguiente de la operación, a excepción de si se ha realizado una rinoseptoplastia que se mantendrán unos tres días más.  La escayola se retirará en una semana, dos como mucho.

En algunas ocasiones, al paciente le pueden salir unos puntitos rojos en la piel. Estos puntitos son muy pequeños y no desaparecerán. Se trata de pequeños vasos sanguíneos rotos.

El cirujano comunicará al paciente instrucciones claras y concretas para terminar con su recuperación. Es de gran importancia seguirlas a rajatabla para minimizar la posibilidad complicaciones.

El Resultado final

Hasta pasados varios meses, no se estabilizarán los tejidos y cicatrices nasales, debiendo esperar para ver el resultado final.

En general, podemos decir que se ha conseguido el resultado perseguido, si se ha conseguido la integración de la nariz en la cara, creando un conjunto armonioso y equilibrado, es decir, que no se perciba que ha sido intervenida.

Cuando nos hemos puesto en manos de un cirujano plástico cualificado es raro que se produzcan complicaciones y, en su caso, son de escasa importancia. De todas maneras, siempre pueden aparecer complicaciones como sangrado de la nariz, infección, etc.,

En algunas ocasiones, por diferentes motivos como, pacientes con importantes alteraciones anatómicas iniciales, problemas en la cicatrización en el postoperatorio, etc., se producen leves asimetrías, pequeñas irregularidades en el tabique nasal, etc., no alcanzando, por tanto, el resultado deseado. En estos casos el cirujano realizará, no antes de seis meses, un retoque quirúrgico para corregir estos defectos menores.

Si te interesa el mundo de la salud quizás también encuentres interesante el artículo en el que tratamos la caída del cabello en mujeres.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.5/10 (2 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)